coronavirus

Toda palabra encierra un significado propio que le da sentido, otorgándole identidad propia. Llenándola de vida y significado.

El gobierno de España ha faltado a la verdad, sustentándose en la excusa del alarmismo y la auto complacencia, ha mentido sobre el coronavirus a la población. Para ello ha utilizado numerosos medios de comunicación, en un intento absurdo de maquillar la verdad, con el único objetivo de promocionar sus ideologías. Maquillan los datos de infectados, nos ocultan las duras escenas que se viven en los hospitales, e ignoran el sufrimiento del pueblo español. A todos ellos mi más profundo desprecio.

Coronavirus Covid-19 y la Manipulación Mediática

Internet, y en general el conjunto de los ciudadanos, han permitido una y otra vez destapar la oscura caja de las mentiras en la crisis del coronavirus. Nos ha permitido compartir de primera mano la verdad entre nosotros. Ante ella, el ejército de acólitos sirvientes de nuestro gobierno actual, ha salido al paso para tratar de desprestigiar a los que se atrevían a contar la verdad. Una verdad incomoda para el gobierno, una verdad que pone en evidencia su ineptitud e irresponsabilidad. Una verdad que hace temblar los pilares de nuestra mediocre y falsa sociedad.

Toda crisis trae una oportunidad de cambio, de auténtico progreso. En 2008 perdimos la oportunidad, y henos aquí reunidos otra vez, bajo el peso implacable de una nueva crisis, cuyo peso va a hacer estragos nuevamente en nuestro devenir.

No aprender las lecciones de la vida es la causa de nuestras desgracias, ya que la historia se repite una y otra vez, hasta que la lección es aprendida. ¿Qué pasará en 2020?

El coronavirus destapa nuestra mediocridad.

Nuestra democracia es una falacia, es una democracia de ovejas y lobos, en donde unos pocos lobos psicópatas, que desconocen lo que es la empatía, se dedican a manipular a unas insensatas e inconscientes ovejas que prefieren andar, dócilmente con palabras y distracciones afines a sus fanáticas ideologías, hacia su supuesto “cielo”, el auténtico matadero. En su comodidad infantil, las ovejas, en vez de forjar el valor de pensar por ellas mismas, eligen el camino cómodo del miedo y la autocomplacencia. Y así nos va…

Una verdadera democracia ha de ser formada por individuos, libres y diferentes entre sí, pero con un sentimiento mutuo de pertenencia, de auténtica solidaridad, que trasciende el ego individual, permitiendo florecer lo mejor de cada uno. Todo ello con el único objetivo de dar lo mejor de uno mismo por el bien común.

Esto último es una verdadera democracia, algo que de momento está fuera de nuestro alcance, no por ser algo imposible, simplemente no lo permitimos. Nuestras mezquindades, e incapacidad de vernos a nosotros mismos, manifiestan la falta de valor que demostramos a la hora de encararnos a nuestros ángeles y demonios propios, y todo ello nos hace mediocres como especie. Niñitos jugando a adultos en el devenir de la evolución, eso es lo que somos como especie. Nos salva ese pequeño grupo de individuos, libre pensadores, que pese a todo hace frente a tanta insensatez, con la única esperanza de que poco a poco, las ovejas despierten de su cómoda ignorancia, de su absurda letanía.

EL GOBIERNO HA DEJADO VENDIDA A NUESTRA PRIMERA LÍNEA

Desde primeros de enero se tendrían que haber empezado a tomar medidas y a comprar material de protección para toda la población. La Organización Mundial de la Salud (OMS), así lo recomendó. En vez de ello se ha mirado para otro lado, se ha mentido y engañado hasta que la bomba ha estallado. A 28 de marzo de 2020, siguen haciéndolo mal, tarde, y con más daño si cabe.

Hemos perdido 3 semanas vitales para comprar material de protección sanitaria, y ahora lo estamos pagando con miles de vidas… Vidas que injustamente han sido arrebatadas por la negligencia política de nuestros gobernantes, y con el beneplácito de muchos inconscientes ciudadanos… Es lamentable, y su precio imperdonable.

A día de hoy, 28 de marzo, se sigue mintiendo, nos enseñan imágenes de mascarillas quirúrgicas, unas mascarillas que no protegen del virus. Las únicas mascarillas que protegen son las FFP2 y FFP3. Las mascarillas normales solo sirven para no contagiar, que ojo, ya es algo. Pero las que necesita nuestro personal sanitario y cuerpos de seguridad, son las FFP2. Lo ideal sería que todos los ciudadanos las tuviéramos, pero eso ya es imposible… Ahora, solo podemos estar en casa…

Los ciudadanos de España ya podemos ir espabilando, ya que si seguimos así, en una o dos décadas terminamos de destruir nuestro espejismo de estado de bienestar lastrado bajo el peso de la deuda, y de los políticos que elegimos con nuestros votos.

Coronavirus 2020.¿Y ahora qué?

¿VA EL PUEBLO ESPAÑOL A SEGUIR MANTENIENDO TANTA INSENSATEZ?

Nuestro gobierno actual, no hace más que contarnos historias de ciencia ficción, llenas de excusas fantásticas, mientras tanto la cruda realidad del coronavirus Covid-19 va haciendo estragos. Tras 14 días de Estado de Alerta seguimos sin tener equipos de protección y test rápidos, para poder hacer frente a tan colosal desastre. Un desastre que se podía haber evitado activando las medidas de contención prescritas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a principios de enero.

También he de decir, y poner encima de la mesa, que muchos de nuestros conciudadanos también han sido parte del problema, ya que han preferido mirar para otro lado, y empeñarse en no admitir las tragedias que acontecían en China, Corea del Sur, Italia… Esa negación de la verdad se debe a su estado de “oveja”, sus consciencias andan distraídas en vanos entretenimientos, manteniendo su estado cómodo de “oveja”.

Por cierto, los lobos en su egoísmo psicópata vieron su oportunidad, y cegados por su ambición, menospreciaron unas consecuencias que no se pueden maquillar, miles de muertos y enfermos desantendidos, y un personal sanitario abandonado a su suerte…

Y yo me pregunto: ¿Y AHORA QUÉ?

De rositas… Como de costumbre en nuestro maltratado país… Yo, y espero que millones de españoles, no lo vamos a consentir, y todos esos irresponsables, mentirosos, y charlatanes, acaben en la cárcel.

YO ME QUEDO EN CASA!!!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar